A la hora de elegir una crema solar no es suficiente con fijarnos en el factor de protección, sino que debemos de centrarnos en que nos proporcionen una protección de alto espectro, es decir, que actúe contra los distintos tipos de rayos solares. ¿Sabías que existen cuatro tipo de rayos diferentes? A continuación te explicamos cuáles son y cuál es su incidencia en nuestra piel.

  • UVB 5% de radiación que incide en la piel. Es una radiación que penetra poco en la piel y provoca un daño directo sobre las células. El daño cutáneo se manifiesta en forma de eritema, quemadura solar, cáncer, alergia solar, inflamación y disminución de la inmunidad cutánea.
  • UVA 5% de radiación que incide en la piel. Son radiaciones con menor energía pero que penetran más profundamente en la piel. Producen un daño indirecto en las células que se manifiesta en manchas, alergias solares, cáncer y disminución de la inmunidad cutánea.
  • IR 50% de radiación que incide en la piel. Son radiaciones con poca energía pero que penetran mucho en la piel. Producen un daño indirecto sobre las células y el daño cutáneo se manifiesta en la degradación del colágeno, fotoenvejecimiento y la potenciación de efectos novicios de la radiación ultravioleta, especialmente el envejecimiento.
  • VIS 40% de la radiación que incide en la piel. Queremos detenernos especialmente en este tipo de ayos a los que estamos expuestos a diario. No son solo producidas por el sol sino también por dispositivos como smartphones, ordenadores y tablets. Este tipo de rayos se conocen como luz azul y es nociva y dañina para la piel provocando envejecimiento prematuro, la aparición de machas, potenciando el efecto de la radiación UVA y debilitando la barrera epidérmica.

   Recientes estudios  apuntan que la luz azul puede ser tan peligrosa para la piel como los rayos UVA u UVB combinados. El tiempo medio que       dedicamos a dispositivos que emiten este tipo de radiación es de 6 horas al día y suponen un 40% de daño en la piel.

Por eso, desde Centro Médico Estético Altea recomendamos elegir cosméticos que nos garanticen la protección contra todos los tipos de rayos e incluso preserven la piel de oros factores externos como la polución, el cloro o el exceso de sal. En nuestro centro trabajamos con la linea de bronceadores Mesoestetic, que en esta campaña tiene como novedad una bruma facial y corporal que proporciona una muy alta protección solar. De textura fresca y ligera es apta para aplicar incluso tras el maquillaje o la piel mojada. Además proporciona una acción antioxidante y potencia el colágeno. Una opción que implica disfrutar del sol y además de un tratamiento de belleza.

Además, en Centro Médico Estético Altea realizamos un análisis a través de la luz de Wood que nos permitirá conocer el estado de la piel de cada cliente, el tipo de protector que necesita y garantizar que el cosmético elegido está resultando totalmente efectivo.

¡Ven a visitarnos y te asesoraremos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies