Flacidez

Combatimos la flacidez de tu piel, devolviéndole la firmeza y la elasticidad.

¿QUÉ ES?

Es la pérdida de firmeza de la piel del rostro, causada por la disminución de las fibras como la elastina, encargada de proporcionar elasticidad a la piel, y el colágeno, encargado de aportar resistencia.

Causas

La edad, exceso de grasa, falta de tono muscular, perdida brusca de volumen, cambios hormonales, exposición solar, dieta o cansancio pueden ser algunas de las causa de la flacidez.

¿Cómo combatirla?

Para conseguir retrasar su aparición es importante realizar ejercicio físico y llevar un estilo de vida saludable ya que ayuda a estar en buena forma, lo que supone tener unos músculos fuertes y sanos que retrasarán la aparición de flacidez y se encargarán de mantener la piel firme.

Es recomendable usar cremas y sérum reafirmantes, así como cremas antiaging que ayudan a mantener la firmeza de la piel, y muy importante, evitar tomar el sol de forma excesiva.

Tratamientos

Para combatir la flacidez facial lo mejor es recurrir a algún tratamiento, primero preventivo, como radiofrecuencia, tratamientos juventud…, que ayude a estimular el colágeno de la piel, la mesoterapia facial ..hilos tensores …etc

Radiofrecuencia

Rejuvenece la piel y moldea la figura mediante un sofisticado sistema de Radiofrecuencia Dermocontrolada por doble emisión de onda, produciendo el grado de excitación necesario en cada región corporal o facial.

Incorpora un avanzado sistema regulado por precisos programas mediante los cuales el profesional trabaja con grandes pautas de seguridad cutánea a la vez que optimiza los resultados en cada tratamiento.

Mesoterapia facial

Mesoterapia Facial, mediante la infiltración de diferentes cócteles de vitaminas lograremos mejorar el estado general de la piel: luminosidad, hidratación, reafirmación, prevención de manchas.

Hilos tensores

Los hilos tensores son idóneos para personas que busquen una formula semipermanente para reafirmar, sea en rostro o en cuerpo. Con el objetivo de sujetar, elevar y reafirmar músculos y tejidos vencidos por la acción de la gravedad y el paso del tiempo.

La colocación de varios hilos en forma de mallado, genera una estimulación de la producción de colágeno que ayuda de manera natural a producir un efecto tensor de la piel.

El efecto tensor se comienza a observar al mes de la sesión y se consolida a los tres meses de su colocación. La duración del efecto se mantiene entre 12 y 18 meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies