Artículo del Dr. Saludas, director médico de Centro Médico Estético Altea

 

Seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado cuál es el momento ideal para empezar un tratamiento antienvejecimiento. El Doctor Saludas nos resuelve esta duda en este interesante artículo.

En el caso de la mujer,  debemos considerar que el inicio de envejecimiento tisular coincide con comienzo del descenso de los niveles estrogénicos en sangre, dada la dependencia del organismo a esta hormona.
Esto se produce sobre los 32 años, con lo que a partir de esta edad debe iniciarse al menos tratamiento preventivo, cuando no , solucionar ya algún inestetismo que haya podido aparecer.

Evidentemente, la condición genética de cada persona será la que al final condicione el progreso del envejecimiento tanto tisular como general, pero a día de hoy, no es posible determinar de forma fiable cuando se manifestará de forma evidente, con lo que la alternativa de la prevención es la idónea.

Por lo tanto, en la treintena, debe acudir a consultar con profesionales para conocer cuál es el estado de su piel, y mediante analizadores cutáneos determinar si la edad de la piel coincide con la de la persona.
Si es así, generalmente con tratamiento dermocosmético y tratamientos estéticos esporádicos basados en reactivación de tejidos, radiofrecuancia y nutrición-hidratación, suele ser suficiente.
En caso contrario, dichos tratamientos deberán ser enfocados de forma personalizada en función de los déficits detectados, programar un protocolo de tratamiento con una frecuencia idónea, y llegado el caso, añadir la intervención de la Medicina Estética, habitualmente con infiltraciones que estimulen la formación de colágeno y elastina.

Si seguimos avanzando, en general, entre los 40 , 50 y 60 años, y dado el tipo de vida actual, es indispensable en muchos casos la unión de los tratamientos estéticos y la medicina estética : unos mantendrán un cuidado perfecto de la piel, mientras que las pérdidas o carencias más profundas necesitarán tratamiento médico para frenar el envejecimiento, reposicionar tejidos ( antiflacidez), y recuperar volúmenes faciales.
Aquí es donde las infiltraciones con vitaminas y antioxidantes, las remodelaciones con ácido hyalurónico, la colocación de hilos tensores, son los reyes indiscutibles en el tratamiento facial, unidos a otros no menos eficaces como los ultrasonidos focalizados, conocidos por el término Hi-Fu, que no son invasivos, e idóneos para la flacidez incipiente, y las radiofrecuencias médicas, más profundas, y enfocadas a renovar todo el tejido de la persona.

“Cada persona es un mundo”. Esta frase conocida por todos, indudablemente debe aplicarse en este campo, pues cada persona debe recibir un tratamiento acorde a su estado de envejecimiento. Confiar en los profesionales que elija, es la solución más acertada. Ellos le harán ver su situación y el enfoque idóneo de tratamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies